¿Vas a vender tu casa o departamento? Esta guía te explica la importancia de contratar una inmobiliaria

Negociar un inmueble por ti mismo puede ser una decisión muy arriesgada que puede comprometer tu dinero y tu patrimonio. Buscar algunas inmobiliarias de confianza te podría ayudar a evitar errores financieros graves.

Adentrarse sin ayuda en el inmenso y competido mercado inmobiliario para vender, comprar o rentar una propiedad es sumamente arriesgado y puede traer consecuencias graves.

Incluso si un inversionista ya ha realizado este proceso anteriormente, el cambio de protocolos requisitos para comprar, vender o rentar una propiedad puede causar confusiones y pérdidas financieras para su patrimonio personal o para la seguridad de sus familias.

Debido a esto, antes de realizar una transacción inmobiliaria, es muy recomendado contratar un agente inmobiliario, ya que este profesional te traerá beneficios como encontrar el precio justo, ahorrar tiempo y evitar fraudes.

Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, te trae las principales razones por las que debes confiar en una agencia inmobiliaria.

Ayuda a determinar precios

Uno de los principales errores de los vendedores o arrendadores primerizos es fijar un precio sin justificación. Esto podría resultar en precios muy por encima o a veces por debajo del valor real.

Lo que hace un agente al iniciar el proceso es una evaluación general del inmueble, y con base en su amplia experiencia, te da un precio muy aproximado al real. Así tienes una idea exacta del dinero que puedes obtener, lo que te permite decidir si continuar o no con la operación.

Si eres comprador arrendatario, el agente inmobiliario te asesora personalmente para determinar qué propiedades se ajustan más a tus necesidades y presupuesto.

Contactos y asesoría

Una de las ventajas de contratar una inmobiliaria es que pueden acercarte con otros profesionistas del ramo para darte mayor confianza y una asesoría completa.

Te llevan con abogados y notarios para despejar tus dudas en procedimientos legales; con arquitectos e ingenieros para darte una opinión profesional del estado de un inmueble y su avalúo, y con asesores financieros para determinar cuál es la opción que te generará mayores beneficios a mediano y largo plazo.

La asesoría de especialistas en todo el proceso es invaluable y te ayudará a tomar la mejor decisión.

Poseen recursos de promoción adecuados

Las inmobiliarias de confianza utilizan herramientas digitales que aumentan tu audiencia y atraen al comprador correcto en poco tiempo. Combinando fotografía y diseño gráfico profesional, dan la mejor impresión inicial del inmueble.

En muchos casos tienen listas de espera de personas buscando inmuebles con ciertas características y, si el tuyo cumple con ellas, son las primeros a quienes se ofrecen.

Si eres comprador o arrendatario, estas mismas herramientas te ayudan a afinar la búsqueda inicial de acuerdo a tus necesidades, gustos y presupuesto, descartando aquellas propiedades que no cumplan con tus requerimientos.

Evitas fraudes

El mayor de los beneficios de contratar una inmobiliaria es evitar un fraude, pues poseen mecanismos para estudiar a todos los clientes que entran en contacto con ellos.

Si eres comprador o arrendatario y decides actuar por tu cuenta, puedes ser presa de ofertas falsas que abundan en medios informales, de la negociación de propiedades con problemas legales y de la falsificación de documentos.

En cambio, contratar un agente inmobiliario te garantiza que las propiedades que te interesan están legalizadas, ya que verifican que los inmuebles y sus propietarios cumplan todos los requisitos antes de incluirlos en sus catálogos.

Como vendedor o arrendador, la agencia te proporciona sólo las ofertas reales y serias, estudiando a los candidatos antes de informarte su interés en el inmueble. Investigan su situación legal, solvencia económica y capacidad de crédito.

Ahorras tiempo y dinero

Las actividades necesarias para vender o rentar un inmueble son: garantizar la legalidad de la propiedad; hacer el avalúo; publicar el anuncio en un medio con el alcance correcto; atender las llamadas, correos y/o mensajes de los interesados; investigar sus antecedentes; mostrar la propiedad; negociar los términos; redactar el contrato; realizar todos los trámites legales y pagar a los abogados y notarios.

La gran ventaja de contratar una inmobiliaria es que se encarga de todo eso, a ti solo te informará del estado en que se encuentra la operación para que, cuando esta se concrete, se firmen los documentos necesarios y se cierre el trato.

El precio que pagas por todos estos servicios es entre el 4 y el 6 por ciento del valor de la propiedad, o un mes de renta en su caso.

Si eres comprador o arrendatario, la agencia garantiza contacto con propietarios confiables, te brinda asesoría de expertos y facilita los trámites legales.

Los honorarios se definen desde el principio, así sabes cuánto vas a pagar exactamente.

Los beneficios de contratar una inmobiliaria son grandes para ambas partes de una transacción. Contar con ayuda de especialistas en el ramo te facilitará enormemente el proceso, te dará certeza en los trámites legales y te guiará desde el primer hasta el último paso.

Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, es uno de los sitios seguros con el que puedes comprar, rentar o vender tu propiedad sin riesgos.

elfinanciero.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin